Tag Archives: Jóvenes y vino

Los Jóvenes y el Vino (Parte II)

3 Sep
Cómo y dónde beben vino los jóvenes

Cómo consumen vino los jóvenes

En este artículo publicado en Verema, que habla sobre qué vino prefieren los jóvenes, realizado entre universitarios de Valencia cuyas edades están comprendidas entre los 18 y los 35 años, vemos que el vino no forma parte del consumo habitual de la gente joven.

Apenas el 2% de los encuestados afirma tomar vino con regularidad, el 10% ni bebe ni tiene intención de hacerlo, así que queda un 88% de jóvenes por conquistar, que de momento no se sienten atraídos por el vino pero que tampoco renuncian a él.

Dónde beben vino los jóvenes

Según el estudio al que hace referencia el artículo citado, el consumidor joven consume vino básicamente en:

  1. Bares y restaurantes.
  2. En casas de amigos y familiares.
  3. Compran vino en supermercado, como máximo 10 €, y no buscan información antes de comprar
  4. No consumen en bares y discotecas, lugares donde más alcohol beben
  5. Lo asocian a celebración

Que los jóvenes beben es un hecho.

Que los jóvenes beben menos vino en 2008 que en 2005 parece que también lo es, lo verás en este artícuo: Estudio “Jóvenes y vino” de la OeMv.

Que existe cierta preocupación del sector del vino por la disminución del interés por el vino por parte de los jóvenes también parece ser un hecho.

Entonces, analicemos estos datos y veamos qué se puede hacer para aumentar el interés de los jóvenes por el vino:

1. El vino en bares y restaurantes

La gente joven que bebe vino lo hace fundamentalmente en bares y restaurantes.

Ofrezcámosles vinos de calidad. Jóvenes pero de calidad.

  • En los bares: El público joven empieza a conocer el vino. Si la primera impresión que tiene de él es un vino peleón que toma en algunos bares, ¿cómo podemos pretender que muestre interés y quiera conocer más vinos?

La necesidad de vender y ofrecer vinos de menor calidad y menor precio puede ser un arma de doble filo: en mi opinión no puede ser que haya comerciales que ofrezca a los bares vino para ahora y vino para las fiestas locales, siendo vinos de diferente calidad.

  • En los restaurantes: las imágenes tienen mucho más poder de atracción que las letras.

Buena idea sería poner en la carta de vinos una imagen de la botella: la etiqueta habla del vino y se dirige a un público concreto.

2. Los jóvenes consumen vino en casas de familiares o amigos

La época de mayor consumo de vino entre los jóvenes es la Navidad, lo que hace pensar que es el motivo por el que se consume en casas de familiares o amigos, en celebraciones.

3. Los jóvenes compran vino en supermercado, y no buscan información antes de comprar

  • Supermercado: Pensemos en un lineal de supermercado: ¿en cuál estás pensando? Yo en ninguno en concreto porque me parecen todos prácticamente iguales.

Si no busca información debemos conquistarle mediante flechazo. Hay quien tiene una etiqueta atractiva, poderosa y puede permitirse el lujo de no pensar en nada más porque atrae su sola presencia (si es tu caso me quito el sombrero), pero además del poder de la etiqueta, que en mi opinión debe ir acorde al público al que se dirige y no necesariamente a la bodega, se puede exponer de forma más creativa, sólo visual o también a través del juego: gamificación.

  • Información: ¿qué información es la que se da generalmente en el vino? Maceración carbónica, taninos, levaduras, roble francés y americano … ¿Pretendemos atraer al público joven con esta información?

“Lo aburrido no existe”. Frase que aprendí de Manel Colmenero (@manelcolmenero, síguele) y que tengo grabada a fuego.

4. Los jóvenes no consumen vino en bares y discotecas

Bares y discotecas son sus lugares preferidos para beber alcohol, y ahí no beben vino.

¿Se podrían hacer propuestas? Desde mi punto de vista sí, con fiestas temáticas de vino, promociones, juegos y demás, pero en mi opinión no con el vino clásico sino con variantes tipo frizzantes (que si no me equivoco son los vinos de aguja de toda la vida, pero parece que el término frizzante atrae y vende más), cócteles de champán o cava, etc.

Habrá quien piense que soy una sacrílega con estas propuestas, pero soy partidaria de que cada uno tome el vino como más le guste. Además el vino tiene menos grado y es bastante más saludable que cualquier destilado que puedan beber en este tipo de locales.

Si queremos atraer no podemos imponer. Las normas alejan al público joven.

5. Los jóvenes asocian el vino a celebración

Nos están diciendo que el vino no forma parte de su ambiente habitual, sólo en fechas muy señaladas.

Nos están diciendo que pasan del vino. Que pasan “ahora” del vino.

Aquí quiero hacer una puntualización personal: yo no bebo lo mismo ahora que hace 20 años. Cuando yo salía de copas con amigos por la noche a pubs y discotecas no se me pasaba por la cabeza pedir un vino y ahora me considero una aficionada amante del vino.

¿Hay que alarmarse? Yo no soy pesimista, pero el tiempo lo dirá.

Si quieres conocer algo más de este tema te invito a leer los jóvenes y el vino.

¿Cómo ves tú la relación de los jóvenes con el vino?

Cuéntame, me interesa.

¿Compartes? Gracias 🙂

Anuncios

Los jóvenes y el vino (parte I)

19 Sep
Gente joven y el vino

Los jóvenes y el vino

En este artículo hablo de los motivos por los que los jóvenes no se acercan al vino y posibles fórmulas para conseguir que lo hagan.

La relación entre los jóvenes y el vino es un tema muy manido, del que se habla hasta la saciedad sin conseguir (al menos aparentemente) un resultado óptimo.

Como en cualquier campaña de Marketing debemos tener claro a quién nos estamos dirigiendo y ponernos en su lugar.

Para escribir este artículo me baso en el Estudio “Jóvenes y vino” de la OEMV

A los jóvenes les distancian del Vino fundamentalmente 4 cosas (lo puedes leer en la pg. 143 del estudio en el que me baso):

  • No le gusta el vino al 47%
  • No se identifica con el vino el 40%
  • No toma vino con sus amigos el 28%
  • El vino es caro para el 18%

Vamos a ver qué podemos hacer en estos 4 puntos:

1. A los jóvenes no les gusta el vino

Hagamos que les guste.

Me parece interesante ofrecerlo de tal forma que sea el propio consumidor quien decida cómo quiere que le sepa. Es decir, ofrecerle la posibilidad de que lo tome solo o combinado, ¿por qué no? ¿a alguien le choca que una persona empiece a consumir cerveza habiendo tomado antes clara (cerveza con gaseosa o limón)? Pues al vino le podemos añadir de todo, y que sea el consumidor quien elija cómo desea tomarlo.

Concreto con un ejemplo: bar de copas o evento en el que además de la música apropiada para el consumidor y de gastronomía, se ofrezca vino, siempre de calidad:

  • Vino tinto joven
  • Vino blanco semidulce y rosado semidulce
  • Gaseosa, bebida de cola, refrescos varios
  • Trozos de frutas (naranja, limón, melocotón, manzana, …) a la vista para que al consumidor le apetezcan, le atraiga la posibilidad de tomarlas con vino

Nos dirigimos a un público muy concreto, que le gusta decidir y que no tiene el paladar habituado al vino. Pues vamos a darle la posibilidad de que transforme el vino en algo que le atraiga, y se lo servimos en bandeja.

De esta forma conseguimos varias cosas:

  • Nuestro público objetivo se plantea distintas opciones y es él quien elige, luego la probabilidad de éxito ya no parte de cero.
  • Puede plantearse más de una opción, la creatividad y la curiosidad juega de nuestro lado: componente emocional.
  • Se rompe la barrera que existe entre muchos jóvenes y el vino, se le resta ese carácter serio que en ocasiones rodea al vino.
  • Se juega con el factor sorpresa: a más de uno le sorprendería que le sirvan un combinado de vino con una rama de canela en la copa. El vino no sólo es es esa copa de apariencia monónona que toman los mayores.
  • Se dan a conocer vinos que pueden ser atractivos para ellos y que no necesariamente asocian a tradición, como son los blancos y rosados semidulces, más adaptados a los paladares no habituados al vino.

2. No se identifica con el vino

No conocen el vino e incluso lo asocian a personas mayores que ellos (luego no se identifican con él, el vino no va con ellos, es para otros).

En la pg. 97 del citado estudio vemos que la imagen que tienen los jóvenes  del vino es fundamentalmente de una bebida cara y para mayores. Y en la pg. 98 vemos que ven el vino como una bebida para quedar bien, tradicional, para entendidos y que nada tiene que ver con ellos.

Por el contrario leemos en ambas páginas que los jóvenes sí se identifican con los refrescos: los ven como una bebida actual, moderna, para jóvenes, les parece una bebida para beber en grupo y consideran que es para gente como ellos.

Entonces, si esa bebida cara y para mayores la asociamos con esa otra bebida con la que sí se identifican será mucho más sencillo que el vino llegue a ellos.

Quizá los muy puristas puedan echarse las manos a la cabeza, pero voy a poner un ejemplo:

En la época en la que yo empecé a salir “de copas” lo que estaba de moda era el whisky con cola, y era algo normal. A nadie se le podía ocurrir pedir una copa de whisky solo porque eso era cosa de padres, incluso de abuelos. Pero con cola era algo absolutamente normal.

Nadie se identificaba entonces con una copa de whisky, sí con ese mismo whisky con cola.

Bastante más saludable hacer algo similar con el vino que con una bebida de alrededor de 40º: ofrecer variantes que acerquen el vino a un nuevo público, y con el tiempo ya lo tomarán como les dé la gana. El vino está para disfrutar de él y de lo que le rodea. Si no hay una aproximación con el nuevo público difícilmente podrá haber una consolidación.

3. No toma vino con sus amigos

Lo dice el 28% de los encuestados. Habría que preguntar por qué, y visto lo anterior cabría esperar que la respuesta fuese que uno no toma vino con sus amigos porque sus amigos no toman vino. Y ¿por qué sus amigos no toman vino? Porque no les gusta, no se identifican con él, no toma vino con sus amigos y además les parece caro.

La pescadilla que se muerde la cola.

4. El vino es caro

Al 18% de los encuestados les parece caro el vino.

El término “caro” hace referencia al precio, no al valor.

Entonces habría que preguntar: “¿caro respecto a qué?”.

  • Respecto a un refresco sí, tiene más precio.
  • Respecto a otra bebida con alcohol: no hay más que ver el precio de cualquier bebida alcohólica que se mezcla habitualmente con refrescos para ver que el vino indicado para ese tipo de público tiene un precio bastante menor. Me estoy refiriendo a vino de calidad pero de precio discreto, como un tinto joven (sería absurdo desde mi punto de vista iniciar a un nuevo consumidor con un vino con crianza en barrica), un vino blanco o un rosado semidulce.
  • Respecto a la cerveza: pueden tener precios similares o incluso menor. Un vino de esas características puede no ser más caro que una cerveza, y dependerá también del tipo de cerveza.

Salvo excepciones son más caros los vinos con crianza en barrica, y puesto que es un hecho deberíamos hacérselo ver al nuevo consumidor puesto que da por hecho que el vino es caro, aunque el porcentaje de personas que piensa así es discreto.

¿Cómo hacer ver a los jóvenes que ni es más caro ni lejano a ellos?

Comunicándolo:

  • poniendo lista de precios en pizarras como se hace en muchos bares y locales donde se vende vino por copas,
  • comunicándolo en Redes Sociales, mostrando al vino como una opción más económica y saludable que algún otro tipo de bebidas alcohólicas,
  • realizando eventos cuyo protagonista sea el vino y su amplio abanico de posibilidades de consumo
  • promoviendo el Enoturismo enfocado al público joven
  • realizando promociones online (Adwords, promociones en Redes Sociales) segmentadas hacia ese público joven al que queremos atraer y conquistar.

Mi experiencia personal:

si la memoria no me falla las primeras veces que probé el vino fue como zurracapote: vino, agua, azúcar, limón y canela, todo eso hervido. ¿Sacrilegio? No lo sé, lo que sí puedo afirmar es que eso hizo que no viese el vino como algo ajeno a mí, y ahora soy una enamorada del buen vino.

¿Qué opinas? ¿Qué propones para acercar el vino a los jóvenes? Me encantará escucharte.

¿Compartes? Gracias 😉

Marketing -| Social Vino

Innovación, social media y marketing para la transformación digital en el mundo del vino.

La brújula mareada

Blog de reflexiones sobre turismo escritas desde Galicia

El Blog de José Facchin

Hablamos sobre técnicas de Blogging, SEO, Marketing Online, Social Media, Marketing de contenidos y eCommerce.

Señales de Humo

El primer blog de marketing digital, social media, comunicación y SEO para pymes en Barcelona.

De redes y Lanzarote

Community management, redes sociales y web 2.0

Conteni2 puntocero

Aires de exportación

Diario de una Rebelde Con ...

Blog personal de una amante del vino descubriendo el mundo

enosocialmedia

Blog de Medios Sociales aplicado al sector del Vino y Enoturismo de manera clara y sencilla

damiaSerrano

Tourism, Wine, Innovation, Destination, Smart Data

A Tavola con il Conte

Gastronomia con Il Conte di Pantaleone

Dulantzi Social Media

Consultoría y Formación en Marketing Digital y Community Management. Tu partner en Internet.

morenograu

Internet, Twitter, Apps, Social Media y otras cosas del querer

TICs y Formación

Blog personal de Alfredo Vela , en él encontrarás información sobre Social Media, Marketing, Formación y TICs, sobre todo en formato de infografía.

RaMGoN

Blog sobre Social Media, Marketing Digital y WordPress

Mucho Más Que Salud

Tu espacio de salud y cuidados online. Todo lo que tu farmacéutico te contaría si tuviera tiempo en la farmacia. RPS 46/15

Apasionada de las Redes Sociales

Compartir conocimientos 2.0 y Marketing Online

be.blog

be. Intelligent Multimedia Education

durmiendoconmorfeo

sueño, psicoanalisis, dream, narcosis, somnolencia, interpretación, utopía, duerme, dormir, sueños, soñar, realidad

enriquetrump

Vende el doble y reduce tu esfuerzo

Todos Clientes

Todos hemos sido, somos y seremos Clientes

A %d blogueros les gusta esto: