Tag Archives: vinoteca

Enoturismo y Camino de Santiago: cómo atraer al peregrino

20 May
Fomentar el Enoturismo en el Camino de Santiago

Fomentar el Enoturismo en el Camino de Santiago

Tenemos un goteo constante de visitantes movidos por las emociones y tenemos un destino turístico que ofrece emociones. Vamos a presentarnos, ¿no?

Al peregrino no necesariamente tiene que gustarle el vino, pero entiendo que sí las experiencias que emocionen.

Entonces, ¿qué puedo hacer si tengo un destino de Enoturismo cercano al Camino de Santiago y quiero atraer a peregrinos? Me estoy refiriendo a esa empresa o destino próximo al Camino de Santiago, no al que está en el propio Camino porque ése el peregrino lo encuentra con facilidad.

Para atraer al peregrino me pongo en su piel. Pienso que lo primero que haría yo para planificar mi peregrinación sería buscar información en internet:

En internet hay que ser práctico. El internauta busca utilidad, simplicidad y rapidez, y si es eso lo que busca se lo tendremos que ofrecer para que nos elija a nosotros. Así de simple.

Esto es lo que yo haría para atraer al peregrino a mi negocio:

  1. Definir al peregrino, mi target
  2. Dónde está
  3. Qué necesita
  1. Definir al peregrino

Su principal motivación es emocional.

El Camino lo hace andando (82,2%), en bicicleta (17,23%), a caballo (0,56%) o en silla de ruedas (0,02%) Fuente: La Voz de Galicia

La época de mayor afluencia es el verano.

Entonces:

  • Sabemos que su principal motivación es emocional, y le ofrecemos experiencias (cata y aperitivo en hamacas, en viña con música, spa de vino, catas divertidas, …) Lo que sea que le haga disfrutar y descansar, que viene agotado
  • Sabemos también que no está para desplazamientos extras, con lo cual les tenemos que facilitar el desplazamiento a nuestra bodega, vinoteca o a mi destino
  • No puede llevar cosas de más, de manera que le ofreceremos la posibilidad de enviárselo a casa
  • Sabemos que en los meses de verano es cuando más peregrinos pasarán cerca de nuestra bodega
  1. Dónde está

Ahí tenemos que estar para que nos conozca si queremos atraerle a nuestra bodega o destino.

  • On line:
  1. Foros del Camino de Santiago. Recomendemos nuestro destino y animemos al usuario a visitar nuestros perfiles en redes sociales facilitando siempre los enlaces a éstos
  2. Redes sociales. En las de nuestro negocio (facebook, twitter, foursquare, pinterest, Goolgle+, …) y en las de otros
  3. webs especializadas Ofrezcamos información útil: cómo llegar a nuestro destino (te llevamos), imágenes de la zona de confort, de diversión, de experiencias, … nada de fachadas a no ser que tenga mucha notoriedad. Seamos diferentes
  4. Blogs. Hagamos un blog atractivo en nuestra web, y participemos en blogs ajenos como invitados o haciendo comentarios
  5. incluso en algunos grupos de LinkedIn (Camino de Santiago, Santiago de Compostela pilgrims, …) consulta en “Los usuarios también exploraron”. Ese usuario puede ser un cliente potencial así que entémonos de qué es lo que está consultando
  • Off line:
  1. El peregrino sella su credencial cuando llega a su destino diario, y se sella principalmente en los albergues (aunque también en otros establecimientos como bares). Pernoctará en un albergue, en hostales o en hoteles. Entonces yo haría lo que digo siempre: invitar a quienes les atienden, a quienes están de cara al público (nuestro público también). Seamos claros: ¿a quién no le gusta que le inviten? A mí me encanta … lo dejo caer. Se sentirá halagado, agradecido y nos recomendará. Interesante prescriptor.
  2. Observemos a dónde va el peregrino: panadería, bar, … convirtamos a su personal en prescriptor
  3. Visitemos los lugares donde él va y dediquémonos a las RRPP siéndole útil

Ayer me ocurrió lo siguiente:

Salía de un Foro de Enoturismo en la misma calle donde está el albergue de peregrinos de Logroño. Nos encontramos (dos compañeras del Foro y yo) con un peregrino italiano con discapacidad física: se desplazaba con un vehículo que no tengo ni idea de cómo se llama pero tenía ruedas, él iba con las piernas estiradas y “pedaleaba” con los brazos. Nos pidió orientación porque no tenía sitio o acceso (no le entendimos) en el albergue y estaba muy perdido.

Le localizamos un hotel muy cercano donde hacían un precio muy especial a los peregrinos.

Entonces me pregunto cómo esa labor que hicimos nosotras no la hicieron ahí. Creo que como destino debemos facilitar las cosas, ser útiles, ofrecer al peregrino alternativas e incluso tratar de localizárselas y de quitarle preocupaciones extras. Me sorprendió.

  1. Qué necesita
  • Descansar y reponerse, y curarse en el caso de que esté lesionado. Recibámosle en un espacio cómodo, invirtamos en comodidad para él, que al llegar le apetezca no moverse de ahí. Asientos, sombra, cojines, tumbonas, reposapiés, …
  • Transporte (si no lo tiene fácil no irá, está agotado) y ofrezcámosle descanso, sensaciones, diversión y un turismo de experiencias.
  • Obsequiémosle con lo pueda serle útil y que no ocupe espacio (un jabón de vino, cacao, …, historias, anécdotas, escucha activa, interés por su experiencia, recomendaciones, consejos, …)

Impactémosle con bienestar, comodidad, diversión y sensaciones. Que sea y se sienta acogido y bienvenido. El peregrino habla de sus experiencias y recomienda, es muy agradecido. Facilitémosle las cosas, le debemos entusiasmar y metérnoslo en el bolsillo.

¿Qué conseguiremos?

  • Hacer branding en un sector muy concreto y difusión
  • Visitas en el momento y recurrentes, muchos peregrinos repiten experiencia y si lo hacen nos visitarán
  • Recomendación. El peregrino cuenta su viaje y habla de sus experiencias
  • Ventas. Nuestro producto se puede enviar, ¿no?

¿Y tú qué haces para atraer al peregrino? Cuéntamelo, me interesa mucho este tema … bueno, y también me apasiona. ¿Y a ti? ¿compartes? Gracias 🙂

Mira lo que hace, por ejemplo, La Taberna del Tío Blas en Logroño:

Está en el Camino de Santiago, no es el caso al que me estoy refiriendo en este post, pero aún así se vuelca con los peregrinos:

Su personal les recibe con una calidez especial y además de sellar credenciales les hacen un guiño en la carta de vinos y pinchos. Excelentes RRPP y un claro ejemplo de orientación al cliente:

Enoturismo: Carta de La Taberna del Tío Blas orientada al peregrino.

Enoturismo: Carta de La Taberna del Tío Blas orientada al peregrino.

Atención al Cliente: si te pide vino no se lo sirvas, atiéndele

28 Abr

Si un cliente pide un vino no se lo sirvas, atiéndele.

Como amante y aficionada al vino (que no entendida) me siento obligada a escribir este post.

Estuve hace unos días en un local y al entrar me encontré con esta pared:

Atención al cliente de vino

Atención al cliente de vino

¡No me dirás que esto no promete! Con su máquina dosificadora, gran variedad de vinos y procedencias … en fin, que ahí me quedé.

Me acerco a la barra donde estaba un chico con cara inexpresiva y con las manos en la espalda:

–         Buenos días, ¿qué blanco semidulce tienen?

–         ¿Eeeeh?

–         ¿Tienen algún vino blanco semidulce, por favor?

–         Pueeeeeeeees … tenemos moscatel

Francamente, no creo que mi pregunta fuese estrambótica, y menos en un lugar con semejante oferta de vinos. En la imagen no se aprecia pero la pared seguía y seguía con bastantes más vinos.

No voy a poner a caldo a este chico porque no es mi estilo, porque no se puede defender y porque no considero que sea él el responsable de la imagen que este local me dio, pero sí voy a dar mi humilde opinión acerca de la atención al cliente que considero ideal para acercar al público al mundo del vino.

  • La primera imagen es la que queda. Me refiero a la imagen del personal. En este caso me atrajo la pared llena de botellas interesantes, pero el personal no atraía en absoluto: quizá por su propia personalidad, carácter o por falta de motivación o de formación (puede que nadie le haya dicho cómo debe actuar con sus clientes). No sé el motivo, pero la sensación de apatía no vende. No me sentí recibida.
  • Tenemos que saber o que parezca que sabemos. No queda bien lo que acabo de decir, pero lo aprendí de un profesor en la Universidad: “Hay que saber y parecer que se sabe”. En algo nos puede pillar un cliente, pero hay que salir al paso con dignidad. No contestemos como si nos hubiesen preguntado algo en japonés … nunca. Preparémonos, sepamos qué es lo que ofrecemos y lo que no, es lo mínimo.
  • Formación. Si somos quienes estamos de cara al público debemos estar formados, tanto en el producto que ofrecemos como en el servicio, donde incluyo la Atención al Cliente. Quien va a tomarse un vino no lo hace por obligación sino por placer, salvo excepciones. Busca una experiencia agradable, “buen rollo”, y en eso no interviene sólo el producto (el vino en este caso) sino también el servicio y la actitud de quien le atiende. Cuidado con eso, es la tarjeta de visita del local.

No es bonito comparar, lo sé, pero salí de aquel local y me fui a otro donde me recibieron dos chicos con una sonrisa deliciosa cada uno. Les pedí lo mismo y me dieron 3 vinos diferentes para que los probase y eligiese. Encantadores, querían que saliese de ahí con la intención de volver, y lo consiguieron. Tenían menos vinos y menos puesta en escena que el anterior, pero sin duda la experiencia fue mil veces mejor. Estos chicos estaban orientados al cliente, le recibían.

Un último detalle: el primero me costó localizarlo en Foursquare, le pregunté al chico que me atendía y me dijo: “¿quéee, cóooomo?”, a los del segundo lugar no se lo pregunté porque apareció el local en Foursquare a la primera. La actitud, no sólo el producto, tiene mucho peso en la opinión del cliente, mucho.

Las tres pinceladas que acabo de dar parecen obvias, pero todavía nos encontramos a personas atendiendo al cliente con esta actitud y falta de formación en un sector tan complejo como es el del vino. Y pretendemos atraer al cliente … cambiemos el chip.

¿Qué opinas? Venga, cuéntame … ¿compartes? 😉

No me gusta este hotel: ¿cuál es mi reacción en Medios Sociales?

8 Jul

Hace poco escribí un post hablando de cómo reacciono cuando me gusta un hotel. Visité el Hotel Viura, en Villabuena de Álava, y me fascinó la atención que recibí.

Hace unos días me ocurrió justo lo contrario: quise visitar un hotel, que además era bodega, restaurante y spa, y salí sabiendo qué es lo que no se debe hacer para atraer a un cliente. De todo se aprende 🙂

Cuando hablé del Hotel Viura lo primero que destaqué fue la amabilidad de su personal. En el caso del hotel que visité recientemente destaco la falta de amabilidad de la persona que nos atendió.

Llegamos en coche y nos encontramos con una barrera bajada. Llamamos y, tras un largo tiempo de espera nos contestó la recepcionista que, al decirle que queríamos tomar un vino y pedir información sobre el hotel nos dijo: “no pueden pasar, sólo servimos vino a nuestros clientes. Adiós“. Llamamos de nuevo diciendo que estábamos muy interesados en pedir información y finalmente levantó la barrera. Tuvimos que llamar 2 veces para acceder al hotel.

No voy a entrar en la estética porque es algo muy personal y sólo me interesa centrarme en la Atención al Cliente.

Al entrar la recepcionista alargó su mano para darnos una tarjeta, y cuando le dijimos: “qué pena no poder tomarnos un vino. ¿Podemos al menos ver la vinoteca?” nos dijo “no tenemos vinoteca. Sólo servimos vino aquí, en recepción, y en el restaurante si ustedes quieren comer o cenar“. Detrás de ella pudimos ver unas copas y alguna botella de vino, en la misma recepción.

Apareció otra persona, que como no se identificó no sé quién era pero parecía tener cierta autoridad, y la recepcionista se calló inmediatamente. Esta señora tenía alrededor de 50 años, iba mal arreglada (una camiseta azulona), nos tuteó y nos demostró las ganas que tenía de que nos largásemos cuanto antes.

Llegó con cara de pocos amigos, negando con la cabeza antes de hablar con nosotros. Al decirle que veníamos a visitar el hotel y a pedir información nos dijo que no nos podía enseñar nada porque estaban todas las habitaciones ocupadas y había gente cenando en el restaurante porque eran extranjeros. Lo puedo entender, pero no la forma con la que nos lo dijo. Sobrábamos. Tras insistir conseguimos que nos enseñase unas barricas, las de la bodega, y cuando le preguntamos cuándo era buen momento para visitarles, conocerles y poder así enviarles clientes nos dijo: “no sé, id probando”. Quiero destacar que no está de paso, hay que ir expresamente y en coche.

Todo lo que cuento nos lo dijo con expresión antipática y sin un solo atisbo de sonrisa, al contrario de lo que sucedió en el Hotel Viura: todo amabilidad, sonrisa y atención.

Evidentemente no volveremos porque no nos interesa un hotel así en absoluto. No conozco el hotel porque no pudimos verlo, pero no lo necesito porque la Atención al Cliente para mí es determinante.

¿Cuál ha sido mi reacción?: contárselo a todo el que me ha querido oír.

¿Y en Medios Sociales?. Escribo este post en mi blog,  lo comparto en redes sociales, he escrito 3 tips en Foursquare, quizá lo comente en foros, en minube, etc. Podría hacerlo también en TripAdvisor aunque creo que no lo haré. Si llego a tener mala atención como cliente lo haría sin dudar.

¿Por qué hago esto?

  • Me interesa el Enoturismo y hoteles como éste dañan la imagen de otros hoteles, bodegas y establecimientos que trabajan por y para el cliente, que le acogen como merece, dando un servicio de calidad, de elevado nivel, y creo que hago un favor a su competencia y al posible cliente advirtiéndole de lo que se puede encontrar.
  • Como cliente mi mala impresión la comparto porque yo consulto en redes sociales y para dar valor a estas redes hay que decir lo bueno y lo malo. El valor lo damos los usuarios. Contamos lo que percibimos para que sea de utilidad tanto a otro cliente, como a la propia empresa para conocer sus puntos débiles, como a su competencia.

Nuestra reputación es la opinión que los demás tienen de nosotros. Una definición muy simple pero clara.

La buena reputación hay que crearla, mantenerla y mejorarla y eso cuesta un importante esfuerzo. La mala reputación se puede conseguir con mucha mayor rapidez. Si los comentarios son buenos en general excepto una minoría quizá pueda no afectar demasiado, pero si los comentarios malos no son tal minoría (yo no puedo hacer un solo comentario bueno de ésta a la que me estoy refiriendo) la reputación se ve afectada.

Una observación: he entrado en su página de Facebook y no dan opción a publicar, sólo puedes responder a sus publicaciones. Nada de publicación espontánea, nada de escuchar al cliente.

¿Consultas los Medios Sociales antes de ir a un hotel, restaurante, bodega o similar?, ¿te parecen fiables los comentarios?, ¿estás de acuerdo con lo que se comenta? ¿te fías más de la publicidad (1.0) o de los Medios Sociales (2.0)?

¿Compartes? Gracias 😉

 

 

 

Tendencias Turismo

Noticias, análisis e informes / Blog de Xavier Canalis

Jeimie Reyes

Imagina - Piensa - Crea - Comunica

Habitación 61 | Blog de Sextaplanta

Blog de distribución digital de hoteles y apartamentos, revenue management, estrategia digital y marketing de destinos

enosocialmedia

Blog de Medios Sociales aplicado al sector del Vino y Enoturismo de manera clara y sencilla

Rafa Cera

Contenidos para profesionales que buscan aumentar su competitividad o la de sus organizaciones...

Erixon Pernia

#English, #Deusth, #Administración, #RRHH, #Cs.Comerciales, #Education, #Marketing, #Tourism, #ModernLanguages, #ExtraInformation...

Marketing -| Social Vino

Innovación, social media y marketing para la transformación digital en el mundo del vino.

La brújula mareada

Reflexiones sobre turismo cultural, patrimonio y comunicación escritas desde Galicia

Señales de Humo

El primer blog de marketing digital, social media, comunicación y SEO para pymes en Barcelona.

ÁdelaTorreR. Community manager

Gestión de redes sociales

Conteni2 puntocero

Aires de exportación

Diario de una Rebelde Con ...

Blog personal de una amante del vino descubriendo el mundo

damiaSerrano

Tourism, Wine, Innovation, Destination, Smart Data

A Tavola con il Conte

Gastronomia con Il Conte di Pantaleone

Dulantzi Social Media

Consultoría y Formación en Marketing Digital y Community Management. Tu partner en Internet.

morenograu

Internet, Twitter, Apps, Social Media y otras cosas del querer

TICs y Formación

Blog personal de Alfredo Vela , en él encontrarás información sobre Social Media, Marketing, Formación y TICs, sobre todo en formato de infografía.

RaMGoN

Blog sobre Social Media, Marketing Digital y WordPress

Mucho Más Que Salud

Tu espacio de salud y cuidados online. Todo lo que tu farmacéutico te contaría si tuviera tiempo en la farmacia. RPS 46/15

A %d blogueros les gusta esto: